Este jueves se celebra la fiesta de Compadres y en Tarija, donde la tradición es muy arraigada, el alcalde Rodrigo Paz protagonizó un festejo insólito

 

La plaza Luis de Fuentes y Vargas fue el epicentro para elfestejo del jueves de compadres en la ciudad de Tarija, donde se congregaron hombres y mujeres, entre mayores y jóvenes, para dar rienda suelta a una desbordante algarabía por una tradición que sigue vigente.

En medio de la copla y la rueda chapaca al ritmo del erque, los compadres recibieron o entregaron la torta (pan dulce) en la tradicional canasta adornada con globos y serpentinas multicolores, además de uvas, durazno y el zapallo en su interior.

El alcalde Rodrigo Paz inició el festejo de manera insólita, al nombrar compadre al río Guadalquivir, como una forma de comprometerse a que pronto se acabará la contaminación por aguas residuales, cuando se construyan las plantas de tratamiento en sitios aledaños a esa afluente.

El gobernador Adrián Oliva fue otro de los protagonistas de este festejo, ya que se acercaron mujeres y hombres, para hacerle compadre.

Después le siguieron otros ciudadanos que también se concentraron en la plaza principal para profundizar su amistad y lealtad siempre conservando el respeto que debe perdurar a lo largo de los siguientes años.

Horas después los compadres se dirigieron al campo aledaño al Parque Temático para prolongar la celebración de esta original festividad, con prudencia y sin exceso, tal como dispusieron las entidades subnacionales.

EL DEBER

Share

Sponsor