El director de Gestión Ambiental y Biodiversidad de la Gobernación de Tarija, Eduardo Rueda, contó que el osezno fue rescatado el 6 de noviembre por transportistas. Estaba alojado en el Bioparque, pero no existen las condiciones para cobijarlo.

Nimba, el osezno jucumari de unos cuatro meses que fue rescatado en una carretera de Tarija.

Nimba, el osezno jucumari de unos cuatro meses que fue rescatado en una carretera de Tarija. Foto: Info Tarija

El osezno jucumari bautizado con el nombre guaraní de “Nimba”, que significa “animal silvestre”, y que fue rescatado en una carretera de Tarija vivirá en el refugio de animales silvestres Senda Verde que se ubica en la localidad de Yolosa, en La Paz.

Así lo confirmó el director de Gestión Ambiental y Biodiversidad de la Gobernación, Eduardo Rueda, quien contó que el pequeño animal fue rescatado el 6 de noviembre por transportistas y entregado a la ONG Prometa, que luego lo trasladó al Bioparque.

Pero en ese lugar administrado por el gobierno regional no se cuentan con las condiciones para cobijar al animal, admitió Rueda.

“Al no contar con las condiciones de poder mantenerlo en el lugar, estamos haciendo el traslado a la ciudad de La Paz, al centro de custodia Senda Verde”, dijo el funcionario, según reporta el diario Andaluz de Tarija.

Nimba, de unos cuatro meses de vida, fue embarcado el miércoles en un vuelo hasta La Paz gracias a las gestiones de la Gobernación y la Alcaldía de Tarija. En Senda Verde hay otros osos jucumari.

La Razón

Share

Sponsor