El presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzales, afirmó el jueves que la Asamblea Legislativa Plurinacional “no gastó ni un solo centavo” en la elaboración del Código del Sistema Penal, cuya abrogación fue sancionada ayer en la Cámara Alta.

“Ni la Cámara de Diputados ni la Cámara de Senadores han gastado ni un solo centavo para la elaboración del Código del Sistema Penal, lo que se ha hecho es echar mano de funcionarios de ambas cámaras que han sido los autores o coautores del Código”, indicó a los periodistas.

Gonzales aclaró ese tema, luego de conocer que el senador de la opositora Unidad Demócrata (UD), Oscar Ortiz, pidió informes para saber a cuánto asciende el monto que el Legislativo gastó en la elaboración del Código.

El titular del Senado explicó que para la elaboración de la norma se contó con la colaboración de la doctora Pilar Quintanilla, directora jurídica de la Cámara de Senadores y de Diputados, la doctora Jovana Mendoza, quienes afirmó que compartieron su tiempo entre las funciones que deben cumplir en ambas cámaras y la redacción del Código.

Indicó que Reynaldo Imaña condujo el equipo técnico para la redacción de la norma quien trabajó con recursos asignados a la parte jurídica del Senado y en determinado momento con presupuestos de la cooperación de instituciones internacionales, de las que no dio mayor información.

Agregó que también se recibió la visita del doctor Alberto Binder, experto en derecho procesal penal, para tener su opinión sobre la norma.

“Llegó aquí con sus pasajes y estadía pagada con recursos de la cooperación, porque no hemos gastado como Asamblea ni un solo centavo en el Código del Sistema Penal”, sostuvo.

Por su parte, la presidente de Diputados, Gabriela Montaño, agregó que otros expertos en materia jurídica como el doctor Peter Horsch y otro del Ecuador opinaron sobre el Código desde el punto de vista de sus áreas de especialidad.

Asimismo, indicó que a su parecer los únicos recursos “mal utilizados” en la Asamblea Legislativa para la redacción del Código fueron los sueldos de los legisladores de oposición que trabajaron durante 11 meses en los que se discutió el contenido de la norma.

Fuente: ABI

Share