La Cámara de Diputados aprobó la madrugada del miércoles, tras más de 11 horas de debate, la ley corta que abroga el Código del Sistema Penal.

En la sesión, la presidenta de la Cámara Baja, Gabriela Montaño, señaló con nombres y apellidos a los promotores de una campaña mentirosa contra esa norma, según cita un boletín de esa instancia legislativa.

Mencionó que el senador Arturo Murillo de Unidad Nacional, se dedicó a destruir el CSP junto a los diputados del Movimiento Demócrata Social, Tomás Monasterio, Eliane Capobianco, Lourdes Millares y Gonzalo Barrientos, entre otros, quienes tendrán la responsabilidad de dar explicaciones a la gente cuando se suspendan audiencias, sean víctimas de cobros irregulares en los juicios o sigan en las cárceles por retardación de justicia.

El domingo, el presidente Evo Morales envió una carta a la Asamblea Legislativa para la abrogación en su totalidad del nuevo Código, luego de varias semanas de protestas sociales en contra de la norma aprobada en diciembre.

La medida fue tomada para que algunos grupos no pongan en riesgo la unidad del pueblo boliviano, según aseguró el mandatario.

La ley corta pasó a la Cámara de Senadores para su tratamiento.

Share